El club de la lucha, de Chuck Palahniuk

13:41:00


Ya había leído hace algo más de un año un libro de Palahniuk, al que llegué a partir de mis lecturas de Bret Easton Ellis. Alguien, no recuerdo quién, me dijo que se el estilo y los temas eran muy similares, y no iba desencaminado con la apreciación. Sin embargo, tonto de mí, fue después de terminar mi primera lectura de una obra de Chuck Palahniuk cuando descubrí que él era precisamente el autor de El club de la lucha, esa novela de (medio) culto que dio lugar a una adaptación cinematográfica de (esta sí que sí) culto absoluto.

Y esta es la breve y aburrida historia de cómo llegué hasta este libro. Aunque no creo en los «¡es una obra de culto!», porque luego vienen los batacazos, como lector curioso me resulta prácticamente imposible leer un libro de un escritor, disfrutarlo y luego marcharme sin leer su obra más reconocida. Supongo que es lo mismo que les pasa a los guiris cuando vienen a España y quieren cenar tortilla de patata y sangría.

El club de la lucha es una meritoria paja mental de primer nivel en la que se nos cuenta la historia de un narrador sin nombre que está desencantado con la vida. No acaba de encontrar su sitio, y lo busca en los lugares más extraños, como los grupos de apoyo para gente con enfermedades raras, donde conoce a Marla Singer, una mujer que, como él, trata de encontrarle sentido a la vida a través del dolor de aquellos extraños. También se hace amigo de Tyler Durden, un extraño (muy extraño) artista polifacético que le conduce por un sendero de violencia y destrucción con el que, tal vez, le ayude a encontrar su sitio en el mundo.

Como digo, el libro es una gigantesca paja mental, como casi todo lo que escribe este buen señor, y eso es algo que uno tiene que tener en mente si va a leer el libro. A partir de esto, luego ya depende de cada lector decidir si la novela se queda en eso, en una paja mental, o si hay algo trascendental que se esconde detrás de las situaciones que nos narra. Ese es un debate abierto en lo que se refiere a Chuck Palahniuk y otros autores similares: sus fans ven retratos complejos de individuos alienados por una sociedad que se pudre, mientras que sus detractores ven una retahíla de escenas sin sentido que algún hípster decidió que hablaban del sentido de la existencia.
Nuestra generación no ha vivido una gran guerra ni una gran crisis, pero nosotros sí que estamos librando una gran guerra espiritual. Hemos emprendido una gran revolución contra la cultura. La gran crisis está en nuestras vidas. Sufrimos una crisis espiritual.
Os digo esto para que sepáis que es un autor que polariza las opiniones, y este libro no creo que sea una excepción.

Como yo ya estoy acostumbrado y sabía lo que podía esperar de la novela, la he disfrutado relativamente. Aun así, tengo que admitir que me gustó más el otro libro suyo que leí en su día (Asfixia) y que después de terminar la lectura de El club de la lucha sigo con mi convencimiento de que los «¡es una obra de culto, tío!» solo nos conducen a la decepción.

Lo mejor de la novela es, sin lugar a dudas, el giro final, que al menos yo no me vi venir hasta un par de páginas antes de que sucediera, seguramente porque estaba entretenido con las excentricidades que se sucedían escena tras escena. Este giro final es, en mi opinión, lo que salva la novela y la eleva de la dimensión de paja mental y le da cierta trascendencia, aunque ni de lejos tanta como para ser una novela redonda.

Por lo demás, la prosa de Palahniuk es la que es, basa su belleza en la sencillez y la supuesta espontaneidad, y por tanto quizá no guste a todo el mundo y haya quienes la encuentren demasiado simple. Personalmente, yo no tengo quejas al respecto.


En definitiva, Chuck Palahniuk nos ofrece en El club de la lucha una más interesante que entretenida y más perturbadora que trascendente. Con todo, los personajes tienen carisma y las excentricidades con jabones y explosivos tienen su encanto. No decepcionará a los fans de la adaptación cinematográfica ni del autor, aunque no es su novela más redonda.

★★★


FICHA DEL LIBRO:

El club de la lucha
de Chuck Palahniuk

ISBN: 9788499088174
Editorial: Debolsillo
224 págs.
Precio: 8,51 € 

La primera regla del club de la lucha es no hablar del club de la lucha. Cada fin de semana, un puñado de jóvenes oficinistas se quita los zapatos y las camisas y pelean entre sí hasta la extenuación. Los lunes vuelven a sus despachos con los ojos amoratados y un embriagador sentimiento de omnipotencia. Pero estas reuniones son solo el comienzo del plan con el que Tyler Durden, proyeccionista, camarero y oscuro genio anárquico, aspira a vengarse de una sociedad paralizada por el consumismo exacerbado.

13 comentarios

  1. ¡Hola!
    Es un libro que tengo pendiente de leer en mi estantería. Si aún no lo he leído es porque me dio por comprarlo en inglés, y sinceramente me da bastante pereza. El libro en si lo leí hace muchos años, pero no lo recuerdo muy bien y me apetecía volver a leerlo.
    Tal vez me anime a leer otro libro del autor pronto, como por ejemplo Asfixia o Condenada.
    La película es una de esas películas que veo mil veces y no me canso nunca.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa mucho eso de comprar un libro en inglés y acabar posponiéndolo por pereza :P. Yo sí que te recomendaría ir a por otro libro de Palahniuk si te gusta su estilo, porque a este la película le ha hecho mucho "daño".

      Eliminar
  2. Mi peli favorita y el libro también lo disfruté muchísimo, aunque creo es uno de esos (pocos) casos en los que la película supera al libro. Es cierto que lo que escribe Palahniuk es una ida de olla constante, a veces el resultado es raro (leí hace poco Condenada y no me gustó nada), pero en otras ocasiones le sale redondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con lo que dices sobre la peli. Me da pena por Palahniuk, porque eso tiene que fastidiar un poco...

      Eliminar
  3. ¡Un eterno libro pendiente! Tengo ganas de leerlo y ver la peli (tengo la manía de no ver películas antes de leer el libro).

    Muy bonita la reseña, coincido contigo en eso de los "libros de culto". Muchas veces solo provocan decepciones.
    Besos y saludos desde LITERATOMANIA.

    P.D. Me ha gustado tu blog, me quedo por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes una manía maravillosa, ya te lo digo. A ver si yo la imito, que últimamente veo demasiadas películas sin leer los libros ;)

      Eliminar
  4. ¡Hola! Justamente el viernes cuando fui a la biblioteca lo vi y me picó la curiosidad pero no me atreví a cogerlo. Después de leer tu reseña no sé si lo haré. Tengo mis dudas. Parece un buen libro pero eso de que sea tanta paja mental pues no sé.
    Ya veré que hago, de todos modos gracias por tu reseña :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabarás cayendo, seguro; cuando te pica la curiosidad con un libro, tarde o temprano te lanzas... Si al final caes ya me contarás ;)

      Eliminar
  5. Yo me emocioné mucho cuando calló en mis manos pues, con la película ya vista, yo no tenía reparo alguno con la historia ni la crudeza ni nada de eso. No creo que sea bueno recomendarlo como "¡es un libro de culto, hombre!" sino más bien como "¡es el libro de la película de culto, hombre!" que es como, a fin de cuentas, se vende. Pobre Palaniuk, casi me dieron ganas de abrazarlo mientras leía su prólogo. Pero hay que admitirlo, la película mejoró mucho lo que ya de por sí era bueno. En fin, yo enamoradísima, no le encuentro queja alguna. Espero muy pronto probar con algo más del autor. Mientras, soy los Nervios Ansiosos de Fulano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja :D Sí, a mí también me da penita Palahniuk, pero hay que reconocer que la película, por una vez, supera al libro (y que supongo que le habrá ayudado a vender más de uno y más de dos ejemplares).

      Eliminar
  6. Aunque he visto la película tres millones de veces (Tyler Durden empapelaba mi habitación cuando era adolescente) nunca me he animado con el libro. De Palahniuk sólo he leído Rant, y ufff...demasiado surrealista para mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído Rant así que ni idea, pero sí, es un autor que o te gusta su estilo o no hay nada que hacer. Ay, Tyler Durden, que peligro para los adolescentes :P

      Eliminar
  7. Aunque he visto la película tres millones de veces (Tyler Durden empapelaba mi habitación cuando era adolescente) nunca me he animado con el libro. De Palahniuk sólo he leído Rant, y ufff...demasiado surrealista para mí.

    ResponderEliminar