Whiplash, la hermana pobre de los Oscar

11:00:00


Esta semana he hecho un pequeño paréntesis en mi visionado de las películas que protagonizarán la noche de los Oscar el mes que viene, pero traigo la crítica de una de las primeras que pude ver de todas las candidatas.

A falta de ver Boyhood, que tiene muchas papeletas para convertirse en mi favorita, me quedo con esta, Whiplash, la película nominada que no aparece (ni aparecerá) en ninguna quiniela, porque realmente su único Oscar posible (y casi seguro) es el de J.K. Simmons como mejor actor secundario. Sin embargo, yo con esto del cine siempre soy un poco defensor de las causas perdidas y suelo tener debilidad por la hermana pobre a la que nadie quiere porque... Bueno, porque es pobre y esto es Hollywood, nena.

Whiplash nos cuenta la historia de un joven baterista de jazz que intenta prosperar dentro de un prestigioso conservatorio. El chico tiene talento y ambición, pero se encontrará enseguida con el mayor obstáculo posible: un profesor estricto (muy estricto) que se está planteando permitirle entrar a formar parte del conjunto de jazz que dirige. Por desgracia, unirse al grupo le va a traer más penas que alegrías cuando descubra que los métodos de este profesor para exprimir el talento de sus estudiantes son bastante extremos.

Es una película minimalista en todos los sentidos: escenarios, personajes..., incluso el guion es bastante sencillo en cuanto a giros. Al final, toda la película se sustenta sobre el continuo duelo entre alumno y profesor y las brillantes interpretaciones de los actores.

J.K Simmons, al que parece imposible que le roben el Oscar, ofrece una poderosísima pero también sutil interpretación de un personaje gris, admirable y odioso al mismo tiempo, un reputado profesor de música que huye de las normas y cree que el fin justifica los medios, si el fin es la máxima excelencia musical.

Al otro lado tenemos al protagonista, Miles Teller, ese chico al que todos nosotros conocemos gracias a su presencia en el cine de corte juvenil, pero al que se ve que en el Hollywood adulto no conocen, o no tienen en consideración, porque sinceramente, si J.K. Simmons es un excelente actor y se sale en Whiplash, Miles Teller está solo medio centímetro por debajo. Supongo que su juventud pesa a la hora de llamar la atención de los grandes premios (cosa que, curiosamente en un mundo tan machista como el de Hollywood, no les sucede a las actrices jóvenes: ahí están Jennifer Lawrence y, en menor medida, otras, como Shailene Woodley o Hailee Steinfeld).

Al margen de las interpretaciones, la otra virtud destacable de la película es, lógicamente, la música, tanto a nivel de banda sonora como el propio papel de la música y las escenas musicales dentro de la trama. Yo no soy aficionado al jazz ni tengo formación musical y he disfrutado mucho, así que no me quiero ni imaginar lo placentero que será para los amantes del jazz y los bateristas.

Por lo demás, solo insistir en que, a pesar de su sencillez formal, es una película con mucho encanto que logra encontrar el equilibrio entre fuerza y sutileza. Está carga de escenas aparentemente insignificantes, con un gesto tal o una mirada cual, pero que gracias a las interpretaciones de los dos actores consiguen sugerir al espectador muchas cosas que sus personajes no verbalizan.

Si os gustan este tipo de películas independientes que con poco hacen mucho, os recomiendo mucho Whiplash. Veo prácticamente imposible que se lleve nada en los Oscar (salvo el de mejor secundario que mencionaba al principio), pero ni falta que le hace. Su reino es el del Festival de Sundance, y allí, como era de esperar, arrasó el año pasado y se llevó el premio del jurado y del público.

14 comentarios

  1. Justamente el otro día escuché en un programa de radio de cine hablar de esta peli y me picó la curiosidad.
    Lo mío es raro, porque me encanta el cine independiente pero siempre me da pereza verlo de primeras! XD A ver si hago un esfuerzo con ésta, que la pones muy bien.
    Este año con las pelis de los Oscar voy fatal, creo que no he visto ni una de las nominadas >.<

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, yo creo que tu pereza es normal. Lo que tiene el cine independiente es que como no se vende, o se vende muy mal, a uno no le nace el impulso de verlo tanto como con las pelis más grandes que te bombardean con la promoción. ¡Y sí que has visto The imitation game! ¿No? Porque en mi cabeza estoy convencido de haber leído una crítica tuya :P

      Eliminar
  2. esta si quiero verla :) un sorpreson ver a miles teller ya que lo vi en Divergente y ni fu ni fá

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en Divergente está sosito. Si no la has visto, te recomiendo The spectacular now, que es también adaptación de una novela juvenil, y ahí se sale.

      Eliminar
  3. Pues sabes qué? Te haré caso e intentaré llegar a esa película de algún modo. Aunque Birdman es mucho Birdman ;) jiji

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, yo con Birdman tengo un problema, fíjate. A nivel técnico me encanto, y al director le daría todos los Oscar del universo, pero el guion y los personajes me dejaron muy frío :(

      Eliminar
  4. Muy buena crítica! La película es genial y ese final es TREMENDO.

    Te recomiendo que le des una oportunidad a Foxcatcher si no lo has echo. También creo que, a pesar de todo, es el patito feo (ni siquiera está nominada a Mejor Película) y vale muchísimo la pena. Mi preferida para los Oscar, de lejos. Boyhood es una gozada, va directa al corazón, pero no creo que deba ganar mejor película (tampoco le haría ningún favor llevarse ese premio).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Increíble final, cierto! Foxcatcher tengo muchísimas ganas, porque he oído que es una de las grandes olvidadas, y encima Steve Carell como actor de drama me encanta. Otra de las olvidadas es Nightcrawler, que la vi anoche y me gustó bastante, bastante.

      Eliminar
  5. Voy a considerar ver esa peli, pero si no, seguro me hago con su bso, porque por lo que cuentas se escucha interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate, ya verás como no te decepciona ;)

      Eliminar
  6. En sí la trama no me dice demasiado, pero me ha entrado un poco de curiosidad por verla. Si eso ya te diré lo que me pareció.
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo malo que tiene la peli, que de entrada no llama nada, pero luego sorprende. Si te animas ya me dirás, sí :D

      Eliminar
  7. Esta la vi en cartelera debido a que esta en los Oscars, pero aún no he tenido oportunidad de sentarme a verla. Ojala que cuando la vea me guste mucho, aunque es un estilo raro, pero promete de alguna forma.
    En fin, gracias por la reseña!

    Nos vemos!

    ResponderEliminar
  8. Es la primera vez (creo) que entro en tu blog (ya me vale) y me encuentro con esta entrada magníficamente escrita. La verdad es que desconocía por completo la película pero me has hecho tener ganas de verla, no sólo por la interpretación sino por la música. No soy ninguna entendida del jazz pero me gusta mucho, del mismo modo que tampoco soy entendida en música pero la estudié durante algunos años y sé lo difícil que es como carrera. Creo que esta película tiene muchos ingredientes que me llaman y desde ya me la apunto en la libreta para verla :)

    ResponderEliminar