Me and Earl and the Dying Girl, de Jesse Andrews

12:30:00


Después de una buena temporada de lecturas más densas, me apetecía tomarme un pequeño descanso con un young adult ligero y entretenido de esos que tenía pendientes en la estantería. Decidí que tenía que ser uno en inglés, porque llevaba tiempo sin leer en inglés y así me desoxidaba un poco, y resulta que no tenía mucho donde elegir. De este modo, terminó entre mis manos esta novela que sí es juvenil, sí es entretenida y sí es ligera, en el sentido de que se lee rapidísimo y sin esfuerzo...; pero no, no es una novela ligera. De hecho, es una novela sorprendentemente profunda para el género al que pertenece.

Pero comencemos por el principio.

No me gustan los libros sobre niños/adolescentes que se mueren de cáncer. Es una manía como cualquier otra que tengo, pero sencillamente no puedo con ellos. Y no tiene nada que ver con que sean tristes (me encanta un drama, no os voy a mentir), sino con que todos los que he tenido en mis manos daban la impresión de estar insultando a la inteligencia de los lectores. En mi mundo, llamadme pesimista, los chicos de diecisiete años no se mueren de leucemia recitando grandes monólogos cargados de ingenio acerca del sentido profundo de la existencia humana. Ojalá. Pero no.

Me and Earl and the Dying Girl ES una novela sobre una adolescente que se muere de leucemia.

Y después de esta enorme contradicción, os explico: me atreví a comprar Me and Earl and the Dying Girl, de Jesse Andrews, porque había leído críticas que aseguraban que era la respuesta sincera y realista a Bajo la misma estrella o cualquier otro libro de este tipo, y por alguna razón me fie de esas opiniones en su momento. Ahora, tras haber devorado el libro, solo me queda unirme a ellas y quitarme el sombrero ante Jesse Andrews.

Me and Earl and the Dying Girl es una novela escrita a propósito con un estilo coloquial (posiblemente demasiado), que juega con la jerga de los diferentes grupos sociales y los acentos, que intercala listas, escenas escritas a modo de guion cinematográfico, etc. Toda la estructura de la novela es una amalgama de estilos que le otorga una sensación de caos que, sorprendentemente, funciona. Le queda bien a la historia y al narrador ese aire caótico; encaja a la perfección. Y hace que la lectura sea rápida y sencilla.

Por encima de la forma, que es original y me ha gustado, lo que quiero destacar de este libro es el contenido. En primer lugar, incluso en los momentos más duros, el libro es hilarante. En algunas situaciones incluso llegas a sentirte mal por estar riéndote, pero es inevitable, al menos para mí, caer en el humor de Jesse Andrews. Aun así, esto es solo un extra. Lo mejor de este libro es su maravillosa, inigualable y casi nunca vista franqueza.

La novela ya comienza con un aviso de Greg, el protagonista, para el lector:
Here's the hing: I learned absolutely nothing from Rachel's leukemia. In fact, I probably became stupider about life because of the whole thing. (...) Things are in no way more meaningful because I got to know Rachel before she died. If anything, things are less meaningful. All right?
Porque por poco que nos guste, la realidad es así. La muerte de la gente de alrededor rara vez nos hace entender algo sobre la vida, en todo caso nos hace pensar que algo en ella falla y carece de sentido. Cuando tratamos de animar a alguien que está mal, difícilmente podemos afirmar que lo hacemos por él y que estamos encantados de estar allí; claro que no lo estamos, pero estamos porque tenemos que estar, aun cuando nos haga sentir mal, porque también sabemos que de no estar, nos sentiríamos todavía peor. Y cuando nos damos cuenta de lo egoístas que somos, de como seguimos pensando en nosotros mismos cuando alguien lo pasa mal a nuestro lado, nos sentimos como personas horribles y no sabemos cómo actuar.

Todos eso está presente en la novela, y se acerca mucho más a mi versión de la realidad de un chico de diecisiete años que las citas filosóficas sobre el sentido de la vida en plena sesión de quimioterapia. Ojalá fuera de otra manera, pero para lo bueno y para lo malo, la realidad rara vez es así.

Por eso me ha gustado Me and Earl and the Dying Girl. Es una comedia absurda que toca muchos temas y no se centra exclusivamente en la chica que se muere. Y cuando lo hace, no mete el dedo en la llaga ni busca la lágrima fácil, solo da una visión real y cruda de lo que realmente somos con diecisiete años, sin adornos. Y todo esto lo consigue sin que uno se dé cuenta: las páginas van pasando entre risas y algún que otro mohín hasta que la novela se acaba, uno reflexiona un momento sobre ella y se da cuenta de la crudeza que esconden sus páginas.


Me and Earl and the Dying Girl se atreve a tocar un tema espinoso sin tomar a los lectores jóvenes por tontos. No dora la píldora ni convierte a las personas en santos. Es sincero y crudo, como la vida. Todo esto está escondido bajo una historia hilarante y adictiva narrada con ingenio, sin buscar la lágrima ni la compasión de nadie. Lo más sorprendente de este libro es precisamente lo profundo que puede llegar a ser en medio de su aparente simpleza.

★★★★


PD: Hay película (de ahí ha salido la foto de la cabecera del post). Ya se ha estrenado en el Festival de Sundance, y ha gustado tanto, que no solo se ha llevado el premio del jurado, sino también el del público.


FICHA DEL LIBRO:

Me and Earl and the Dying Girl
de Jesse Andrews

ISBN: 9781419705328
Editorial: Abrams Books
295 págs.
Precio: 6,99 € (tapa blanda, en inglés)

Greg Gaines es un maestro del sigilo en el instituto, capaz de desaparecer a voluntad dentro de cualquier entorno social. Solo tiene un amigo, Earl, con el que pasa el tiempo rodando películas, sus propias versiones incomprensibles de los clásicos de Coppola y Herzog.
Así es hasta que la madre de Greg lo obliga a retomar el contacto con su antigua amiga Rachel.
Rachel tiene leucemia —lo que da pie a situaciones incómodas—, pero su madre ha dado una orden y él debe obedecer. Cuando Rachel deja el tratamiento, Greg y Earl deciden rodar una película para ella, lo que resulta en la Peor Película de la Historia y un punto de inflexión en sus vidas.
Y así, de pronto, Greg se ve obligado a abandonar la invisibilidad y convertirse en el centro de atención.
(Traducción rápida hecha por mí. Perdón por los errores)

17 comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Este libro está entre mis pendientes, la historia aunque es fuerte tengo muchísimas ganas de leerla. Tengo muchas ganas de ver la película también, los actores que pusiste en la imagen del post son increíbles, así que seguro será una buena película. ¡Un beso!♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la película tiene muy buena pinta ^^, y el libro está muy bien, así que te animo a que te pongas con él :)

      Eliminar
  3. Gracias por seguir mi blog !! :) ya te sigo yo tambien me encantan los blogs de reseñas de libros, perdona las faltas de ortografia estoy usando una computadora en la que no he configurado el teclado para español. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Es de los libros que pienso leer en inglés a penas pueda :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues genial. Date prisa, que en unos meses ya estrenarán la peli en el cine ;)

      Eliminar
  5. Creo que próximamente lo va a publicar Nube de Tinta aquí en España, así que ya no tengo excusa para no leerlo, tiene muy buena pinta.
    Muchas gracias por la reseña y un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, supongo que lo publicarán aprovechando el éxito de Bajo la misma estrella y que se avecina película también de esta ^^. Ya me contarás cuando lo leas.

      Eliminar
  6. Yo, en cambio, he leído varios libros de niños con cáncer y no sabría decir exactamente porqué. Estoy totalmente de acuerdo en que en muchas ocasiones dan una visión poco realista. Personalmente el que he leído que considero que mejor trata el tema es Side Effects May Vary. Siguiendo en mi línea, este tenía previsto leerlo también, sobre todo porque van a sacar una película. Y la verdad es que hace tiempo que quiero probar a la autora (¿es autora verda?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apunto el Side effects... para cotillearlo, que no me suena de nada ;) Y no, hasta donde yo sé, Jesse Andrews es un hombretón, pero tampoco es que lo tenga muy controlado :P

      Eliminar
  7. ¡Hola!
    Escuché varias cosas sobre este libro y, después de leer tu reseña, le tengo más ganas que antes. No puedo esperar a poder leermelo, porque dicen que es muy bueno.
    ¡Gracias por la reseña!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me contarás que te ha parecido :))

      Eliminar
  8. Pues había visto la portada en alguna ocasión pero no me había parado a mirar de qué iba la cosa. La verdad es que yo tampoco se de libros de adolescentes con cáncer pero tal y como lo has pintado creo que le voy a dar una oportunidad. Gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste, porque si no me vas a matar :P. Gracias a ti.

      Eliminar
  9. Lo tengo desde hace muuucho, pero por algún motivo no me bhe tomado el tiempo para leerlo, pronto lo haré, no había yo visto que iba de cancer, pero bueno, haber que tal está. xD


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si ya lo tienes, dale una prueba algún día a ver si te convence, y ya me contarás :D

      Eliminar