Un trozo de mi corazón, de Richard Ford

12:30:00


A estas alturas ya os habréis dado cuenta de que a veces me enrollo como las persianas con las reseñas. En esta ocasión, he tratado de remediar eso e ir directamente a lo esencial. No porque vaya a cambiar (ja, no, me temo que voy a seguir siendo pesado, lo siento), sino porque hay libros de los que no se puede decir mucho más que «te lo recomiendo» o «no creo que te vaya a gustar», y quizá Un trozo de mi corazón pertenezca a este grupo.

Así que, por una vez, empecemos por el final. ¿Recomiendo este libro a alguien que no haya leído antes a Richard Ford? No, desde luego que no. ¿Y a alguien que haya leído otros libros del autor y no le hayan gustado? ¡Diablos, no! Es mi segundo acercamiento a Ford, así que difícilmente puedo dármelas de experto en su narrativa, pero aun así, he sido capaz de notar el gran salto de calidad que se produce entre este libro, el primero que publicó, y el otro suyo que he leído, La última oportunidad, segundo en orden de publicación, que me enamoró. Y por lo que comentan, lo bueno empieza con los siguientes libros, con eso os lo digo todo.

Un trozo de mi corazón no es un mal libro, y de hecho, todos los elementos que hacen de una novela de Ford una novela de Ford están presentes. Empezando por esa prosa entre apática y desgarradora, entre descuidada y lírica, que me enamoró desde la primera página escrita por él que leí. La prosa es puro Ford. Igual que esos (anti)héroes masculinos, perdidos en la vida, y es posible que sin demasiadas ganas de encontrarse, a pesar de que finjan que sí. Los personajes femeninos sí que flojean algo más, pero por lo que llevo leído de este autor, creo que eso es una constante en él: sus personajes femeninos se quedan en nada al lado de los masculinos. Con la excepción, quizá, de Mrs. Lamb, una anciana con una fuerza que traspasa las tapas del libro.

Quizá el problema de Richard Ford sea solo con las mujeres jóvenes. Es inevitable que uno se lo plantee al ver la clase de relaciones tóxicas que todos sus personajes parecen tener con las mujeres.
Pensó entonces que su vida estaba llena de comienzos, como hoy acababa de decidir que lo estaba; y que si uno iba a seguir viviendo, entonces tendría que haber tiempos muertos en los que no había respiración ni vida, momentos que separaban lo que había pasado de lo que acababa de comenzar. Era a estos vacíos, pensó, a lo que había que acostumbrarse. 
Otro rasgo, marca de la casa, que también está presente en la novela es el caos en la narración. Tal vez caos no sea la mejor palabra para describirlo, pero desde luego es lo que se produce en la cabeza del lector cuando comienza a leer y el pasado y el presenten se entremezclan en la narración casi sin pistas de dónde empieza uno y dónde acaba otro. Los recuerdos y las preocupaciones abordan a los personajes a destiempo, y esto supone un constante reto para el lector, que se pasa la primera mitad de la novela (si no toda) haciendo un esfuerzo por mantener la atención al máximo e ir reconstruyendo toda la historia pasada de los personajes a partir de las piezas que Ford nos va dando aquí y allá, de manera dispersa.

Reconstruir el puzzle en su totalidad seguramente sea imposible, pero cuanto más cerca está uno de hacerlo, más comprende qué buscan los protagonistas.

Llegados a este punto tal vez os preguntéis por qué, si digo que la mayoría de rasgos de la narrativa de Richard Ford están presentes, solo recomiendo esta novela precisamente a los fanáticos del autor. Pues porque se nota que es su primera novela, y toda la esencia de Ford está, pero quizá en dosis equivocadas y todavía sin pulir.

Durante las primeras cien o ciento cincuenta páginas, el libro se hace muy cuesta arriba, y a ratos es difícil mantener la atención y seguir la historia. A partir del encuentro entre los protagonistas, la cosa mejora sustancialmente; sin embargo, tal vez el lastre de la primera mitad sea demasiado grande.


La primera novela de Richard Ford lleva su sello por todas partes, pero también demuestra lo mucho que ha crecido el autor desde entonces. Entre los destellos de prometedora genialidad aparecen demasiadas escenas insulsas y confusas que entorpecen la lectura y le exigen al lector, quizás, más de lo que merece la pena dar para la recompensa a obtener. Muy lejos de ser la mejor novela del autor, y solo recomendable para sus lectores más fieles.

★★★


FICHA DEL LIBRO:

Un trozo de mi corazón
de Richard Ford

ISBN: 9788433968050
Editorial: Anagrama
312 págs.
Precio: 7,60 € 

Algunas novelas crean un pequeño mundo cerrado; Un trozo de mi corazón se despliega inmensa en sus paisajes, tanto humanos como geográficos. Richard Ford cuenta la historia violenta —pero también conmovedora y divertida— de Robard y Sam, quienes se conocen en una peculiar casa en una isla del Mississippi. Las intenciones que les animaron a dirigirse a la isla se vuelven muy pronto confusas y acaban por sacrificar sus propósitos iniciales. El libro se inicia con un asesinato misterioso, con una víctima desconocida. Lo que sigue es intenso y a menudo brutal, y culmina con un personaje notable, un hombre valeroso, que se convierte en su propia —y última— víctima. Éste es un libro sombrío e intenso.

13 comentarios

  1. ¡Hola!
    La verdad es que creo que de momento no lo leeré, no me termina de convencer (y no me has animado demasiado xD)
    Gracias por la información.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, con este no animo demasiado, no, pero con otros del autor sí ;)

      Eliminar
  2. ¡Hola! No conocía al autor, pero me has picado el gusanillo con este libro. Eso sí, te tomo la palabra y, cuando me ponga con alguno de sus libros, no será con este, al menos para empezar.
    Un beso y muchas gracias por la reseña ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empieza por otro, pero empieza, porque de verdad que Richard Ford lo merece mucho ^^.

      Eliminar
  3. No conozco al autor, pero tampoco animas mucho (al menos con esta novela, vale) xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Animo mucho, mucho, muchísimo! Pero sí, eso, con otro libro mejor :P. De hecho, es uno de los mejores escritores actuales, y no me extrañaría que de aquí a unos años se lleve el Nobel.

      Eliminar
  4. Hola!!

    Los libros de esa índole son pesados e intensos, son para momentos clave, hay que estar inspirados, por pasa a veces que nos cuesta leerlos, a mi si me llama la atención, así que lo anotaré :) muchas gracias por tu reseña.

    Me quedo como seguidora, ¿nos seguimos? a mi me encantaría ^^

    http://escribadeavalon.blogspot.com/

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti. Y me parece estupendo, nos seguimos ^^

      Eliminar
  5. Me anoto la última oportunidad, que al autor le tengo ganas hace mucho :) Un beso, ya te sigo y nos leemos ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La última oportunidad a mí me enamoró desde la primera página, a pesar de que es un libro denso también.

      Eliminar
  6. ¡Hola!
    Me anoto al autor, que lo conocía "de vista", pero aún no lo he leído, y seguiré tu consejo sobre no leer este libro antes que cualquier otro del autor. Me fio de Anagrama y me ha gustado lo que cuentas de él, así que lo intentaré con otro suyo antes.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un escritorazo, súper recomendado. Con otro libro, sí, pero súper recomendado.

      Eliminar
  7. Que las 100-150 págs se te hicieron cuesta arriba??? Yo como a la pag 30 no me haya atrapado, lo dejo! No creo que vaya a leer este libro! Quizás el otro suyo que sí recomiendas!!!

    Gracias por la reseñaaaaa!

    Un besito

    ResponderEliminar