La nostalgia feliz, de Amélie Nothomb

14:34:00


Aviso previo: Si esperáis un mínimo de objetividad en esta reseña, podéis ir yéndoos a la mi... No, es broma. Bueno, la parte de que no voy a ser objetivo no lo es; eso es verdad. Toda reseña tiene un componente de opinión subjetiva, pero normalmente trato de añadir también una crítica más objetiva, para que coexistan las dos cosas. En este caso... Pues eso, no confiéis en mi objetividad.

Amélie Nothomb es mi escritora favorita (ya os he dado la murga anteriormente con ella en el blog), publica un libro todos los años desde principios de los noventa y yo he leído aproximadamente una veintena de ellos. Todos me han gustado. Y reconozco que más de uno (Viaje de invierno, por favor...) es peor que un cáncer testicular, y comprendo perfectamente a todo lector que pueda sentirse estafado, pero... hasta esos libros los he disfrutado. Siempre digo que Amélie Nothomb podría escribir un libro dedicado únicamente a describir su tránsito intestinal y yo lo compraría, leería y disfrutaría como un enano. Cosa que no descarto que suceda, por cierto, porque lo de un libro hablando de su caca sería muy Nothomb.

Afortunadamente La nostalgia feliz no es de sus libros malos, ni siquiera de los reguleros. Después de unos cuantos años bastante irregulares en cuanto a sus publicaciones, con esta novela Nothomb vuelva a la vertiente autobiográfica de su obra, que es la que ha generado sus mejores libros, y está que se sale. No está al nivel de Ni de Eva ni de Adán, Metafísica de los tubos o Estupor y temblores, porque eso es muy complicado, pero es una delicia de libro.
Tengo cuarenta y cuatro años. Suponiendo que el tiempo sirva para medir algo en el ser humano, son sus heridas. No aspiro a tener ni más ni menos que cualquier otro, o sea: muchas. Lejos de curtirme, este lugar común me deja el corazón a la intemperie. 
En La nostalgia feliz, Amélie Nothomb narra su regreso a Japón hace un par de años junto a un equipo de televisión, con la intención de grabar un documental sobre su infancia en el país. Para los que no estéis familiarizados con el universo de Nothomb, Japón es clave en su obra. Sus mejores novelas son pseudo-autobiográficas y están protagonizadas por ella misma, Amélie Nothomb, y su complicada relación de amor con Japón. Allí nació (Metafísica de los tubos), y allí regresó a los veinte años para trabajar (Estupor y temblores) y enamorarse (Ni de Eva ni de Adán). En este sentido, La nostalgia feliz es algo así como una secuela de las anteriores.

Esa es una de las razones por las que no recomendaría este libro a nadie que no esté familiarizado con Nothomb. Se puede leer y disfrutar sin problemas, pero sin haber leído sus anteriores novelas autobiográficas, uno no puede captar la grandeza de los reencuentros con personajes tan entrañables como son Rinri y Nishio-san. Asimismo, me atrevería a decir que esta es la novela más íntima de Nothomb, donde deja un poco a un lado esa ironía corrosiva suya y desnuda parte de su alma. Por todo ello, aunque es una buena novela de Amélie Nothomb, sin duda está pensada para los seguidores de la escritora, que son quienes más podrán disfrutarla.

Por lo demás, la novela es pura Nothomb en sus mejores tiempos. Si cabe, como digo, algo menos ácida y más íntima, cosa que está muy bien para cambiar un poco de aires. Es también el último episodio (¿y cierre? Me cuesta creer que esta mujer no vaya a volver a escribir sobre Japón...) del idilio de Nothomb con el país que la vio nacer y del que, como ella misma dice, fue arrebatada siendo solo una niña.


Con La nostalgia feliz, Amélie Nothomb regresa al mejor tópico de su obra: Japón, y como siempre que toca este tema, consigue emocionar como con pocas de sus historias. Un nuevo capítulo en la historia de amor y pérdida entre Japón y la escritora belga, esta vez más maduro, más sincero y más íntimo que nunca. Ideal para los seguidores de Nothomb.

★★★★


FICHA DEL LIBRO:

La nostalgia feliz
de Amélie Nothomb

ISBN: 9788433979148
Editorial: Anagrama
144 págs.
Precio: 14,16 € 

«Todo lo que amamos se convierte en una ficción. De las mías, la primera fue Japón.» Con esta estimulante frase Amélie Nothomb abre La nostalgia feliz. Anuncia una nueva entrega de sus ficciones autobiográficas. En la novela la belga retoma el hilo de Ni de Eva ni de Adán, la narración de un idilio de juventud de su sosias literaria con Rinri. Dieciséis años más tarde, Nothomb acepta la invitación de una televisión francesa de regresar a su país natal. Allí no sólo se reencontrará con Rinri, sino también con su niñera, Nishio-san.

17 comentarios

  1. Nothomb me cae de puta madre. Es una escritora que me hace hasta reír de lo pedante que es. Y disfrutaría con sus novelas, aunque girasen, como tú dices, en torno al tracto intestinal de su autora. Teniendo en cuenta que 'Ni de Eva ni de Adán' es mi favorito de ella, y que también he leído 'Metafísica de los tubos', además de 'Estupor y temblores', me siento plenamente capacitado para abordar esta última novela suya. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡También es mi favorito! *Llora de alegría*. Debemos de ser de los pocos que preferimos Eva a Estupor. Si has leído esos, creo que este no lo puedes dejar pasar, al fin y al cabo, es el ¿cierre? de la ¿tetralogía? No sé, tú me entiendes :P

      Eliminar
  2. De esta autora leí hace un tiempo Diario de una golondrina y quede con ganas de más así que me apunto este. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Diario de golondrina a mí es de los que más flojos me parece, así que seguro que te gustan los demás :))

      Eliminar
  3. Lo que te pasa a ti con Nothomb debe de ser lo mismo que me pasa a mi con Jeffrey Eugenides, que me leería hasta su lista de la compra... XDD. De ella solo he leído Ni de Eva ni de Adán, que me gustó bastante, aunque no llegué al nivel de devoción que le tienes tanto tú como otros muchos lectores. Se que debo leer más de ella, pero la verdad es que encuentro difícil animarme. Lo haré siguiendo tu consejo, pues, y me centraré en su vertiente pseudobiográfica.

    Besooss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que ponerme en serio con Eugenides, porque sé muy bien que no eres la única que se leería hasta su lista de la compra. A mí, desde luego, me parece que es mucho mejor en lo pseudoautobiográfico, aunque también tiene algunas joyitas de ficción pura, como Ácido sulfúrico (una especie de distopía al estilo Nothomb).

      Eliminar
  4. Menuda defensa de Nothomb!! Mira que yo estaba dubitativa cuando me prestaron un libro suyo para leerlo pero me pica la curiosidad la verdad con ella. El que me prestaron no acaba de gustarme mucho la verdad, ¿hay alguno que me recomendarías para empezar con ella?
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre recomiendo empezar leyendo sus novelas autobiográficas, y concretamente las de Japón, porque me parecen lo mejor que tiene y también lo menos esquizofrénico. La apuesta segura es empezar leyéndote el combo Estupor y temblores/Ni de Eva ni de Adán en el orden que quieras; y si te gustan, pues a partir de ahí leer lo que quieras de ella. Y si prefieres empezar por ficción pura, a mí uno de los más ligeritos y resultones me parece Cosmética del enemigo (de hecho fue el segundo suyo que leí, y el que verdaderamente me enganchó a ella).

      Eliminar
  5. ¡Hola! No conocía el libro, precisamente porque jamás había oído de la autora. Según lo que dices, esta historia no es un buen primer acercamiento, así que la dejaré pasar de momento, pero has logrado que me de curiosidad sobre el resto de su obra. Investigaré un poco más sobre ella y, si llego a encontrarlos, compraré poco a poco sus primeros libros a ver que tal me parecen a mí.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si al final lees algo de Nothomb, ya me contarás qué tal. Espero que te guste :))

      Eliminar
  6. Acabo de terminar hace un rato "estupor y temblores" mi quinta novela de la autora y soy muy feliz. obvio seguire leyendo sus obras todas las que pueda. espero un dia poder leerlas en francés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que "Estupor y temblores" no defrauda nunca ;)

      Eliminar
  7. No la conocía, pero has despertado totalmente mi curiosidad. Tomo nota de la autora y su obra. Por cierto, me quedo por aquí... un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, quédate el tiempo que quieras :) Y todo lo que sea despertar curiosidad por leer a Amélie Nothomb ya me deja contento para todo el día :D

      Eliminar
  8. ¡Hola!
    Solamente he leído dos de sus novelas: Estupor y temblores y Ni de Eva ni de Adán. Estupor y temblores de momento es mi favorito, Ni de Eva ni de Adán fue el primero que leí y no me terminó de convencer. Este año tengo en mente leer más libros suyos, tengo en mente leer Metafísica de los tubos. Y me apunto este otro, que no descarto leerlo también este año.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya has leído lo que para mí es the very best of Nothomb (añadiría, quizá, Ácido sulfúrico) *O*. Pero creo que sí, después de haber leídos esos, Metafísica y este son una buena opción, el origen y el ¿final? de la historia.

      Eliminar
  9. Jo, hace tiempo que quiero repetir con la Nothomb y este libro tiene muy buena pinta. Leí hace poco Diario de Golondrina, pero estoy segura de que tiene libros mejores.
    Un beso!!

    ResponderEliminar