El lector, de Bernhard Schlink

12:30:00


El lector fue uno de los libros con los que abrí el mes de marzo, y sin embargo he retrasado la reseña casi un mes, y por en medio os he traídos otras de libros leídos más tarde. ¿Por qué? Sencillamente, eran reseñas más fáciles de escribir. Y es que sigo sin tener del todo claro qué pienso de esta novela, que en cierto modo devoré, pero que, para mi gusto, perdió fuelle justo al llegar a la parte en la que se supone que habría tenido que pasar todo lo contrario.

Pero antes de nada, entremos en situación. El argumento es muy fantasía húmeda de niño de trece años de los 90: el protagonista va tranquilamente por la calle, le da un parraque, y ahí está una madurita sexy (ahora llamadas MILF por influencia del porno, ya sabéis) que lo cuida hasta que se encuentra mejor. A partir de ahí, comienza una relación sexual entre ambos que incluye que él le lea en voz alta a Goethe, lo cual siempre le da categoría a una relación sexual. La sinopsis de Anagrama va más allá, pero yo he decidido cortar aquí porque, aunque bien es cierto que después de lo sonada que fue la adaptación cinematográfica, ya mucha gente sabe lo que sucede, me parece que es un poco pasarse que la sinopsis abarque hasta la página 110 de un libro de doscientas páginas.

En cualquier caso, lo que si os puedo decir es que la primera mitad de la novela se centra en este florecer sexual de Michael, el protagonista, mientras que la segunda mitad, tras un considerable salto temporal, nos habla de los dilemas del Michael adulto, que en gran parte ha quedado marcado (y es bastante lógico) por su relación sexual con esta mujer cuando era un adolescente.

La contraportada también nos dice que El lector es «una deslumbrante novela sobre el amor, el horror y la piedad; sobre las heridas abiertas de la historia», y me temo que aquí yace mi problema a la hora de reseñar el libro. Efectivamente, la segunda mitad de la novela, que en teoría es la parte más trascendente e interesante de la misma, intenta ser esa novela. Pero no lo es. Al menos, para mi gusto. Y es frustrante, porque el planteamiento de la situación es buenísimo y está lleno de posibilidades para convertirse en, efectivamente, una gran novela «sobre las heridas abiertas de la historia», pero la cosa se queda en nada. Se queda en las divagaciones y dilemas morales de un Michael Berg que no es un personaje especialmente brillante, y apenas nos cuenta nada de Hanna, que es el verdadero personaje redondo de la novela.
A veces, un final doloroso hace que el recuerdo traicione la felicidad pasada. A lo mejor es que la única felicidad verdadera es la que dura siempre.
Al lado de esta segunda mitad más bien sosa y que se aburre a sí misma en su intento de ser trascendente, esta la primera mitad, que me apasionó. Una primera mitad que no habla de heridas abiertas de la historia, ni de horror y piedad, sino que es más bien un capítulo ligeramente más sutil de Lolita, solo que con los roles invertidos.

Esta historia de despertar sexual y de dudosa moralidad por parte de un adulto (supuestamente) responsable para con un crío de quince años, aunque no contaba nada nuevo, ni, en general, nada, me encandiló. Devoré las primeras cien páginas del tirón, disfrutando tanto de la maravillosa pluma de Schlink como de la historia que me estaba contando, y por eso tenía expectativas muy altas sobre lo que podría ofrecerme el autor en la segunda mitad de la novela, cuando el gran conflicto moral estallara.

Así que, en resumidas cuentas, como novela que explora la culpa y las cicatrices de toda una generación, El lector me ha parecido solamente pasable, sin grandes logros. Como relato breve de una pasión sexual con algún tinte romántico entre una adolescente y una mujer adulta que esconde un secreto oscuro, me ha parecido sensacional. El problema está en que creo que la novela trataba de ser lo primero, y por eso a mí me ha sido tan difícil reseñar el libro.

A pesar de todo, creo que es una novela interesa y muy recomendable; y dado que se lee casi de una sentada, creo que conviene darle una oportunidad. No en vano, está considerada como unas de las mejores novelas de la historia (que yo no lo acabo de ver, pero, oye, siempre he tenido muy mal gusto para todo).


Como historia de una generación que arrastra las heridas de un pasado monstruoso me ha resultado floja, a ratos tediosa y, en general, muy poco aprovechada. La primera mitad, la historia de florecer sexual de un adolescente fascinado por una mujer mayor misteriosa, me ha parecido, sin embargo, maravillosa. Ojalá el libro hubiera querido ser solo esto último y no hubiese ido a buscar la trascendencia histórica.

★★★


FICHA DEL LIBRO:

El lector
de Bernhard Schlink

ISBN: 9788433966667
Editorial: Anagrama
208 págs.
Precio: 7,98 € 

Michael Berg tiene quince años. Un día, regresando a casa del colegio, empieza a encontrarse mal y una mujer acude en su ayuda. La mujer se llama Hanna y tiene treinta y seis años. Unas semanas después, el muchacho, agradecido, le lleva a su casa un ramo de flores. Éste será el principio de una relación erótica en la que, antes de amarse, ella siempre le pide a Michael que le lea en voz alta fragmentos de Schiller, Goethe, Tolstói, Dickens...

27 comentarios

  1. Ay, no se, ni fu ni fa eh...Mira que lo tengo por casa, pero como ya he visto la peli tampoco me acaba de llamar para animarme, y si dices q donde se supone que ha de empezar la chicha flojea..Como son 200 páginas de nada puedw que un día me inspire y lo lea del tirón, a ver que tal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está considerado uno de los mejores libros del siglo pasado, así que anímate un día, porque seguro que es cosa mía que soy un rancio :P

      Eliminar
  2. Ay, no se, ni fu ni fa eh...Mira que lo tengo por casa, pero como ya he visto la peli tampoco me acaba de llamar para animarme, y si dices q donde se supone que ha de empezar la chicha flojea..Como son 200 páginas de nada puedw que un día me inspire y lo lea del tirón, a ver que tal.

    ResponderEliminar
  3. Es de estos libros que tienes pendientes, pero en realidad nunca tienes ganas de leerlo...y en cuanto a lo que dices, supongo que son las desventajas de querer tomarse demasiado en serio.

    Besooss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Yo soy un gran defensor de los libros (y películas, y hasta personas :P) que no se toman en serio; al final se consiguen más cosas.

      Eliminar
  4. No animas mucho a leerla la verdad. Me parece que no va a sumarse a mi lista de pendientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chist, ya os digo que está muy bien considerado, eh, no os fiéis mucho de mí ;)

      Eliminar
  5. Bueno xD en mi caso fue la mejor lectura de 2014! al menos a mi me pareció que la historia también habla del post-nazismo y el dilema histórico. Me encanto especialmente todo el tema de la culpa que siente michael y a mi por lo menos me gustó mucho el libro y como está contado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ves como soy un rancio? A mí la culpa de Michael (y la hipotética culpa de Hanna) ni me llegó ni la sentí; en general, la segunda parte no me hizo sentir nada...

      Eliminar
  6. yo vi la peli y me gusto, he buscado el libro y nada que he podido comprarlo :(, espero que me gusto un poquito mas que a ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que sí, ya ves que a Nina, por ejemplo le encantó ^^

      Eliminar
  7. Pues me llama la atención, pero creo que primero me iré a leer Lolita y posteriormente seguiré con este, que seguro algo hallaré. Nunca he visto la película, pero estoy deseando a leer el libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé qué opinará la gente, pero para mí, dese luego, Lolita está años luz por encima de este :D

      Eliminar
  8. Yo vi la película y me gustó lo suficiente para leerlo, pero siempre encuentro cosas que me llaman más la atención y nunca lo leo. Y con lo que dices, me desanimas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la película también me gustó bastante, y me parece recordar (ha pasado mucho tiempo; tendría que volver a verla) que allí el personaje de Hanna estaba mucho más trabajado que en el libro.

      Eliminar
  9. Yo lo tengo, y por lo que veo, a mí sí que me va a gustar. Saludos ;)

    ResponderEliminar
  10. Pues yo espero leerlo pronto y ojalá no me parezcan flojas las partes que a ti si. Y es que los libros de esa temática me gustan mucho.
    Y también espero poder ver la película :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la segunda parte no se te hace floja, entonces te parecerá un señor librazo, porque de verdad que Schlink escribe muy, muy bien :)

      Eliminar
  11. A me la peli me encanta y se la recomiendo a todo el que quiera escucharme Xd. Personalmente me sorprendio el giro de la historia. Vamos que no me esperaba para nada lo que pasa en la segunda mitad y sip, debo decir que a mi si me llego y me estrujo el corazon. El orgullo de Hannah prueba la complejidad humana y no digo mas que no quiere dejar una estela de spoliers. Ah si, el libro lo tengop pendiente pero no creo que lo lea porque personalemnte me contento con la peli. Para rara yo jajaja
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices de la Hanah de la peli... pero precisamente eso no lo encontré en el libro, no sé por qué. Igual también tiene parte de culpa haber visto la película antes, no lo sé.

      Eliminar
  12. No vi la película pero este es uno de los cuatro libros que me hizo llorar, y fue justo al acabarlo. He de reconocer que como novela que "abre heridas abiertas en la historia" pues la verdad es que no, porque no llega. Sin embargo como esa especie de Lolita a la inversa, narrado por el que sería Lolita en lugar de por Humbert, me pareció un libro precioso. No sé si fue la época en la que lo leí, pero me gustó bastante. Sí estoy de acuerdo en que la primera parte es mejor que la segunda, pero casi parece que la segunda es necesaria para que la primera haga daño? No sé si me entiendo. En fin.
    ¡Un abrazo!
    (PD: como supongo que no estás muy familiarizado con mi nombre + apellidos, ¡aquí crista/an!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡An! Tú por aquí *-*.

      Es que creo que ver la película influye (¿para mal?). A mí por lo menos, la Hanna de la película, en la segunda mitad, me parece que está a años luz, y es el personaje que realmente me interesa. Michael me importa menos, así que su dolor de adulto no acabo de sentirlo... Pero sí, todo el Lolita inverso con la prosa de Schlink me pareció lo más :D

      Eliminar
  13. Me apunto tu des-recomendación. Vi la película y no tenía intención de leer el libro, no sólo porque ese orden de hacer las cosas no me gusta, sino porque tampoco me dejó mucha huella el argumento. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PS: digo des-recomendación porque a mí me ha provocado ese efecto, aunque hayas dicho que es recomendable.

      Eliminar
  14. Vi la película en su día y me encantó. Comparto contigo la opinión de que la primera parte es muy emocionante y la segunda, con potencial para serlo, queda demasiado sosa. Hablo obviamente de la película pues del libro desconocía su existencia. ¿Me recomiendas su lectura tras pasar por el film?

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre da un poco de apuro decir estas cosas, pero creo que yo me quedo con la película. Habrá influido que la he visto antes de leer el libro, pero como decía por ahí arriba, en mi opinión el personaje más atractivo de los dos es Hanna, con diferencia,y en el libro se queda muy desdibujado, mientras que en la película le dan más protagonismo y se desarrolla mejor.

      Eliminar