La esencia de Girls capturada en cinco minutos

12:30:00

Me gusta mucho Girls, no como a esos hípsters pasados de rosca que dicen que es la mejor serie que existe y que Lena Dunham es el mayor genio de su generación, pero me gusta mucho. Es una serie extremadamente graciosa (si uno se aproxima a ella sabiendo lo que se va a encontrar) que, por lo menos a mí, me ayuda a exudar toda esa mala baba acumulada que tengo siendo un cabrón y riéndome de las desgracias de estas cuatro chicas tan patéticas. Y tan reales, dentro de los límites de la ficción. Porque aparte de divertidísima, Girls tiene mucho de sátira de la juventud actual (de nosotros, sí), y suele dar bastante en el clavo.

La cuarta temporada ha sido más floja que las anteriores. Aunque sería injusto echarle la culpa a Dunham, porque no creo que el problema esté en el guion, sino en que, de ahora en adelante, la serie va a ir a menos, y es inevitable. ¿Por qué? Porque sus personajes están madurando (¡oh, horror!). Incluso Marnie, sí. Y a medida que maduren, irán dejando de ser tan patéticas y odiosas, y, quién sabe, quizá llegue un punto en el que ya no podremos disfrutar riéndonos de las continuas humillaciones públicas de Marnie y tendremos que sentir pena por ella.

Ese apocalipsis en Girls ya se ha empezado a entrever a finales de esta cuarta temporada, cuando la siempre egocéntrica y adicta al drama Hannah ha tomado una decisión respecto a su vida sentimental que me ha impedido reírme de ella o alegrarme de su desgracia... Porque creo que es correcta y madura. Casi nada para el cuerpo, oye.

Lo dicho, si no tenéis problemas con los personajes repelentes y os sentís capacitados para disfrutar siendo mala gente y riéndoos de las desgracias de otros, os recomiendo mucho Girls, si no la habéis visto.

Y para muestra, esta joyita de sketch (del mismo programa que hace poco nos traía uno similar con Jon Nieve) que nos resume a la perfección por qué Hannah es un personaje tan odioso (y tan genial).


8 comentarios

  1. Yo tampoco soy de esas fans locas de Lena Dunham (aveces incluso, se me hace un poco pesada), pero la serie también me parece buena.
    En lo que no coincidimos es en la valoración de esta cuarta temporada: a mi me ha gustado mucho más que la anterior, y eso que algunas tramas como la de Ray eran... aburridas. Eso sí, como la primera temporada...ninguna!!

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ray a mí siempre me ha parecido un coñazo, personaje e intérprete. Uff, y será que soy muy malo, pero creo que esta temporada no me he reído lo suficiente de Marnie (para mí eso es lo que mide el nivel de las temporadas de esta serie XD). Bueno, y la tercera tuvo ese maravilloso capítulo de la casa a la que se van de fin de semana, que fue demasiado épico.

      En fin, sea como fuere, es una serie muy interesante.

      Eliminar
  2. A mi me encanta esta serie por lo mismo, son patéticas y me encanta como se lanzan pullitas o referencias a la juventud de hoy en día... sin embargo a mi me está gustando ver como maduran, aunque eso lleve a un final inevitable de la serie.

    Besooss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confirmado: sois mucho mejores personas que yo :PP. Creo que las detesto demasiado como para tolerar que maduren y se conviertan en personas decentes (¡no, por favooor!).

      Eliminar
  3. Yo mantengo un amor-odio con la serie. Va por rachas, algunas veces estoy impaciente por ver el siguiente capítulo y otras me planteo seriamente por qué la sigo viendo. Al final siempre la llevo al día xD
    Y sí, el sketch ha retratado perfectamente a Hanna. Qué personaje más irritante.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es una serie muy de amor-odio, o de odiarla con amar, o amarlo con odio. Es parte de su encanto, yo creo :P

      Eliminar
  4. ¡Hola! Aún no he visto Girls. Y mira que no es por falta de ganas. Pero por una cosa o por otra nunca la empiezo. De hecho tengo un parón seriéfilo que da miedo. Pero al menos no me afecta a mi lado lector, algo es algo. Pero espero poder empezarla pronto a ver que me parece y a ver si me ocurre igual.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te animo mucho. Fíjate, los capítulos duran apenas media hora, así que igual es una buena terapia para tu parón, quién sabe :))

      Eliminar