Reseña: "A merced de la tempestad", de Robertson Davies

12:30:00

Fotograma de la película The tempest (2010)
Shakespeare ha dado, a lo largo de todos estos siglos, para innumerables versiones, homenajes, retellings, etcétera. ¡Hombre, claro, es Shakespeare! Lo malo es que su sombra es muy alargada, y a menudo, en cuanto alguien tiene la brillante idea de sacar a pasear al dramaturgo inglés por excelencia, el resultado es un crimen contra la humanidad en forma de libro o película. Por ello, es un gustazo encontrarse con una novela que nombra a Shakespeare y sus personajes un centenar de veces sin defecar en su tumba (metafóricamente; si lo hicieran literalmente me resultaría mucho más divertido).

En A merced de la tempestad, Robertson Davies, uno de los grandes novelistas canadienses de la segunda mitad del siglo XX, nos narra la vida de un grupo de excéntricos personajes de la ciudad ficticia de Salterton que planean una representación amateur de La tempestad, de William Shakespeare. Salterton es una ciudad de provincias muy decimonónica (todo en esta novela es, en realidad, muy de novela del siglo XIX europeo), y un acontecimiento de este calibre enseguida pone patas arriba a sus habitantes. A partir de aquí comienzan las pruebas para elegir a los actores, los preparativos de la obra y toda una serie de enredos sentimentales que pondrán en peligro la representación.

Una de las mayores virtudes de la novela es lo cercana que resulta al espíritu shakesperiano. No al de sus grandes dramas, sino al de sus comedias ligeras o de enredo. No he leído La tempestad (debería haberlo hecho antes de leer este libro; seguro que lo habría disfrutado aún más), así que no puedo saber si comparte el tono de otras comedias de enredo como Mucho ruido y pocas nueces o La fierecilla domada, pero esta novela de Davies sí que tiene un aire que recuerda mucho a estas, y en ese sentido, me parece que el homenaje al dramaturgo inglés está bien logrado.
También ella era víctima de la bibliomanía codiciosa que inflama el pecho como un demonio y que no se aplaca sino comprando a menudo y en gran cantidad. Se trata de una pasión más común e irrefrenable de lo que se supone la mayoría. Los que no la padecen se imaginan que los bibliófilos son seres pacíficos que viven fuera de este mundo, y quizá algunos lo sean, pero otros son capaces de mentir, traicionar y robar por los libros con tanta desesperación y desmesura como el drogadicto por su droga. Es posible que no los deseen todos para leerlos inmediatamente; sólo quieren poseerlos, colocarlos en sus estantes, tenerlos a mano. Los atesoran como se supone que hace un turco con sus concubinas: no para desflorarlas deprisa y corriendo, sino para disponer de ellas a voluntad y disfrutarlas con el pensamiento, más que en la realidad. 
Sea como fuere, A merced de la tempestad es mucho más que Shakespeare, que no deja de ser una anécdota más en la novela. Es un libro que sigue a una decena de personajes de toda edad y condición en las semanas previas a la representación de una obra teatral. En este sentido, el trabajo de Davies como narrador es excelente, y en pocas escenas consigue que su narrador omnisciente nos vaya paseando por las conciencias de todos estos personajes y los dote de vida. Caracterizar tan bien a tantos personajes en solo trescientas páginas y además contar una historia es un mérito que no debería pasarse por alto.

Antes nombraba el siglo XIX (mi predilecto, todo sea dicho), y es que leyendo a Davies, uno no deja de acordarse de las novelas costumbristas de esta época. Tiene todas las características: realismo, personajes variopintos, narrador omnisciente yendo de un habitante de la ciudad al siguiente y una buena dosis de ironía cargada de mala baba; todas las características, en definitiva, del mejor realismo anglosajón. Si acaso, es una versión más breve y algo más moderna de algún clásico decimonónico, lo cual siempre está bien.

Más allá de eso, Davies tiene un estilo muy depurado, a pesar de tratarse de su primera novela publicada. Se nota que era ya un hombre maduro y con experiencia sobrada en el mundo literario y teatral cuando la escribió, porque podría pasar por una obra de madurez de cualquier gran escritor clásico. Me ha gustado tanto que no creo que tarde mucho en leer algún otro de sus libros. Seguramente continúe con las otras dos que tiene ambientadas en la ciudad de Salterton y que forman una suerte de trilogía de novelas independientes entre sí en las que solo se repiten algunos personajes.

En definitiva, A merced de la tempestad es una obra ligera y optimista que mezcla lo mejor de la comedia de enredo shakesperiana y el costumbrismo inglés con la pluma de un narrador que sabe lo que se hace. Más que recomendada.


★★★★

22 comentarios

  1. Me lo apunto. No lo conocía, pero Libros de Asteroide tiene una reputación muy grande en mi cabeza. Y Shakespeare, claro. Que es imprescindible. Como se nota que eres filológo y sabes hacer reseñas, te quedan tan redondas y perfectas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, gracias Abbey */////*. Pues, spoiler alert, recomiendo aún más la "secuela" (misma ciudad, repiten personajes, pero es totalmente independiente), que la leí unas semanas después y reseñaré pronto.

      Eliminar
  2. Muy muy apetecible e interesante! Soy muy fan de Shakespeare y si a eso le sumas que es de asteroide, seguro que me gusta. A la lista que va ! ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún estoy esperando que Asteoride falle con alguno. Eso sí, que me bajen un poco los precios, por el amor de Zeus.

      Eliminar
  3. ¡Hola! Desde luego sabes como convencerme para que quiera leerme un libro. Siempre me fío de tu criterio pero es que con esa cita, tan bien elegida, me has ganado en dos segundos.
    No he leído mucho de Shakespeare pero procuraré leer primero su obra para ver si así disfruto de las dos al máximo.
    Un beso! Ah y el nuevo diseño del blog me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mona, pero es todo mérito de la cita. En cuanto la leí me puse a reír, asentir con la cabeza y anoté que tenía que usarla en la reseña.

      Eliminar
  4. Ironía/mala baba? Está hecho para mi entonces!! Ya le eché un ojo en su momento (¿te lo vi a ti mientras lo leías en goodreads? Ahora no recuerdo) y aunque ni me sonaba el nombre del autor, tiene una pinta estupendísima. Aunque quizás debería ponerme primero con algo de Shakespeare...(.....) xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual me viste este en GR, o sino la secuela, que tiene una portada muy parecida. Pero vamos, recomendadísimos tanto este como el siguiente (y en teoría no son las mejores novelas del señor, so...)

      Eliminar
  5. Pues tiene un pintaza muy buena con todo lo que dices, vamos queda apuntadisimo ^^ y encima a este autor no le conocía de nada, fijate que bien conocer autores que ni te suenan

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tiene el catálogo de Asteoride, que das una vuelta y siempre descubres media decena de autores interesantes :)

      Eliminar
  6. Tiene una buena pinta tremenda, sobre todo después de tus comentarios.

    Por cierto, me gusta el rediseño.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :) Pues anímate con Davies, que es un hombre muy majo y son lecturas ligeras y buenrollistas.

      Eliminar
  7. Pues más que apuntadísimo el título, ¡muchas gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  8. Tengo visto el nombre del autor por la editorial (creo que Libros de Asteroide publicó bastantes de sus obras, si no me equivoco) y la verdad es que nunca me había llamado la atención (confesaré también que tampoco me había interesado mucho). Pero leyendo tu reseña, me ha picado la curiosidad, así que si lo encuentro por alguna biblioteca (lo que tiene ser pobre xD) le daré una oportunidad ^^
    Me encanta que refleje el tono cómico de las obras de Shakespeare *-*

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha publicado creo que sus 3 trilogías completas y justo este mes o el que viene publica el primero de la trilogía que dejó inconclusa (que he leído en GR que es caca, pero nunca se sabe con GR, ya sabes :P). Pero sí, al menos esta primera trilogía, o los dos libros que llevo leídos de la misma, son muy recomendables.

      Eliminar
  9. Hola :) Más que apuntado, la verdad. Hace años me dio un arrebato con Shakespeare y era lo único que leí, hasta que termine todas sus obras. Si tienen ese tono de comedia ligera y respeta tanto el espiritu como los personajes shakesperianos, la quiero si o si. Gracias por la reseña, por que era totalmente desconocido para mi :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy un experto en Shakespeare, pero yo creo que sí que respeta el espíritu, así que puedes acercarte sin miedo :D

      Eliminar
  10. Es la primera vez que oigo hablar del libro y del autor, me ha parecido bastante curioso lo que has contado pero el hecho de que hayan tantos personajes siempre me trae como loca. Tampoco he leído demasiado de Shakespeare y la verdad es que me costó la última vez, aunque tengo intención de volver a intentarlo más adelante.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas, son unos cuantos personajes, pero te ubicas bastante bien dentro de lo que cabe; otros libros son mucho más liosos en ese sentido. Shakespeare cuesta siempre, sobre todo si tienes una mala traducción, pero es de esos autores que tiene un libro para cualquier persona, solo te hace falta encontrar el tuyo :P

      Eliminar
  11. ¡Hola!
    Nunca he visto esta película aun teniendo ganas de verla, me pasa a menudo, las voy dejando pasar y nunca las veo. Pero tuve oportunidad de ver la adaptación al teatro que hicieron el año pasado en el Globe de Londres y fue una pasada :)
    Besitos!

    ResponderEliminar
  12. Gracias por pasarte por mi blog, yo también me quedo por aquí.
    Besos

    ResponderEliminar