Dune, de Frank Herbert

12:30:00

Fotograma de la miniserie Dune (2000)
Hoy vengo con otra de esas opiniones impopulares que traigo a veces al blog. Impopular casi al nivel de las tres estrellas que le puse hace unos meses a A sangre fría. Esta vez las tres estrellas se las voy a dar al clásico de la ciencia ficción Dune, de Frank Herbert, considerada no sé si por todo el mundo, pero al menos sí por una gran parte de él (al menos eso parece, según lo que he leído en Internet), uno de los mejores libros de este género jamás escritos.

Estoy seguro de que sabéis de qué trata Dune, pero por si acaso no es así, os hago una breve síntesis. La novela cuenta la historia de Paul Atreides, quien, siendo apenas un adolescente, se ve envuelto junto a su madre en una serie de intrigas y luchas de poder entre varias casas del universo por el control del planeta de Arrakis, rico en una especia de gran valor.

Eso es, a grandes rasgos, Dune: el retrato de una complicada red de intrigas y conspiraciones entre familias poderosas que Paul, una suerte de elegido al estilo de los que protagonizan las obras clásicas de fantasía, debe desenredar para salvarse a sí mismo y el legado de su familia.

Para empezar por lo positivo, he de decir que la complejidad del mundo que ha construido Frank Herbert es incontestable. Mezcla elementos típicos de la fantasía (el tema del elegido que ya he mencionado, la magia, los fremen, las intrigas palaciegas) en un entorno propio de la ciencia ficción, creando así un mundo propio riquísimo y que resulta muy original a pesar de apoyarse en muchos de los tópicos de siempre. A la ambientación no se le puede poner ninguna pega.

Tampoco a la trama en sí misma. La historia, si os la destripara resumiendo todo lo que ocurre a lo largo del libro, os parecería interesante y muy bien llevada, con un final que deja casi todos los cabos atados. Buen ritmo, intriga continua... En este sentido tampoco se le puede pedir más.

Sobre los personajes, Paul, el protagonista, me ha resultado anodino y extremadamente tópico. Es el clásico elegido atormentado por la carga que lleva Aun así, se nota el empeño de Herbert por intentar caracterizarlo bien; a veces incluso se pasa de repetitivo con ciertos temas. Los secundarios me han convencido más, especialmente la madre de Paul, que es sin duda mi personaje preferido.

Después de todo lo expuesto... ¿cuál ha sido entonces mi problema con Dune? Pues algo tan simple como que no me he enterado de nada. Bueno, sí, claro que me he enterado de las generalidades de la novela, pero el esfuerzo que he tenido que hacer para seguir la historia es indescriptible. Frank Herbert tiene una prosa enrevesada; no compleja: enrevesada. Y parece que le gusta complicarlo todo, porque narra la historia de un modo en que la vuelve deliberadamente confusa, como si creyera que por hacer que al lector le cueste seguirle estuviera haciendo una novela más elevada o intelectual.

Yo, que tengo mis manías, me negué a recurrir al anexo que tiene el libro al final, en el que se explica el significado de multitud de conceptos presentes en la historia. Me negué a usarlo porque tengo la creencia de que una buena novela debería explicarse por sí sola, y que los anexos, aunque útiles, deberían ser solo un complemento para cuando uno necesite refrescar la memoria sobre algo que ha leído varias páginas atrás y ya no recuerda dónde. Pues bien, no sé si es que la novela me pilló en una época torpe, pero me ha dado la impresión de que Dune es casi ininteligible si uno no está consultando cada poco el anexo para que le expliquen qué es cada cosa que nombra Herbert en la historia. 

Lo curioso es que la trama en sí no tiene nada de compleja. Cualquier novela media de fantasía con intrigas palaciegas tiene más giros y trampas que Dune, y aunque el mundo es muy vasto, tampoco se acerca ni por asomo a los que escribieron autores como Tolkien. Sin embargo, Frank Herbert escribe su historia (y para mí esto es un gran fallo) de manera que una ambientación rica y una trama elaborada se convierten en una maraña compleja de escenas narradas de manera confusa y palabros cuyo significado apenas se puede deducir del texto.

Así que, ocupado como estaba en enterarme de lo que estaba leyendo, he sido incapaz de entrar en la historia, sentir y disfrutarla. Me ha dejado completamente frío y con la sensación de haber leído una buena historia que alguien decidió complicar estúpidamente.


★★★

27 comentarios

  1. Ay, pues mira que le tenía ganas a este libro, pero que palo no? Supongo que tarde o temprano me animaré con él a ver si yo me entero de algo, pero vaya, no tenia nidea de eso del anexo, y me da muuucha pereza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate, que ya sabes que soy el peor consejero en ciencia ficción XD.

      Eliminar
  2. Quédate tranquilo con lo de las opiniones impopulares, yo acabo de abandonar La insoportable levedad del ser, precisamente por insoportable. Y mira yo era de esas pocas q no sabía de qué iba Dune

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí es que el título ya te lo avisaba, Dina, mira que no verlo venir... ;)

      Eliminar
  3. Jaja, pues sí, es una de las pocas reseñas negativas que he leído del libro. Yo tengo la saga pendiente, pero aún no me he atrevido con ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, la saga. Solo de pensarlo me dan los siete males XD. Pero bueno, con suerte a ti te gusta más que a mí.

      Eliminar
  4. A pesar de que oído hablar mucho de esta novela (sobre todo bueno), el argumento no me llama absolutamente nada. Hace muchos años intenté ver la película, y creo que ni siquiera pasé de los primeros diez minutos xD

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la película, película (luego también hay miniserie) es, por lo tengo entendida, más mala que pegarle a un padre.

      Eliminar
  5. Pues a mí sí que me lo habían recomendado bastante. Ahora me sentiré menos culpable de no haber encontrado el momento de leerlo. Me encanta liberarme de lecturas pendientes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un placer. Aunque tampoco te fíes mucho de mí, que para este género soy un desastre.

      Eliminar
  6. Yo soy de ese gran grupo a quién le gustó mucho, mucho. Eso sí, creo que entiendo un poco a que te refieres cuando dices que no te enterabas de nada. Sólo que yo tenía la creencia que se me había dificultado un poco concentrarme y seguir bien la historia por lo mal que me caía Paul xDDD Es más, espero leerla en un futuro para degustarla más y ahora tengo otra razón, saber si fue realmente porque Paul me caía mal, o por lo enredado que tu mencionas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí Paul no me caía. Un poco drama queen, sí, pero bueno. La madre me encantaba, sin embargo.

      Eliminar
  7. ¡Gracias! Creía que era el único que no terminaba de pillarle el gusto a este libro. Cuando lo leí también sentí que no me enteraba de nada e iba más perdido que un pulpo en un garaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, gracias a ti, Chechu. Me siento un poco menos solo ahora XD.

      Eliminar
  8. Creo que había escuchado el título pero no me había interesado nunca por ver de qué iba. Aún sin una reseña negativa, no creo que lo hubiera leído, la verdad. Hablando sobre eso de escribir enredoso, en muchas ocasiones yo me chutaba enteritos autores así y me solía decir que era yo, que no era mi estilo y no le seguía bien el paso a las cosas. Pero me cansé, la verdad, algo mal narrado está mal narrado y punto. Y deberíamos dejar de elogiar las cosas mal narradas porque creamos un circulo inacabable en el cual todos nos convencemos de que si está enredoso, es porque es buena mierda no hecha para cualquiera. Y no (o no siempre). Y bleh.

    ¡Un abrazo, Jorge! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Una cosa es que alguien tenga una prosa densa o que el libro sea complicado de leer por diferentes factores (véase Tolstoi o uno de estos) y otra que la historia sea simple, el vocabulario sea simple y tú lo cuentes tan mal que lo haces parecer complicadísimo.

      Eliminar
  9. A mi en realidad este libro nunca me llamó, pero ahora con tu opinión mucho menos jajaja. Que pena que haya sido una decepción u.u
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es de esos libros que uno siente que hay que leer, así que mirando el lado positivo, ya me lo he quitado de encima, jajaja.

      Eliminar
  10. He escuchado buenísimas opiniones de este libro, pero lo he ido dejando porque tenía en la mente de que no me iba a enterar de nada y que me iba a resultar muy lento. Tengo curiosidad por él y seguramente acabe leyéndolo, pero tampoco es que tenga mucha prisa. Además de que la ciencia ficción y yo en la literatura nos llevamos bien a rachas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lento es un rato, y para mi gusto, confuso también; pero te animo a que lo leas a ver qué tal.

      Eliminar
  11. Pues me has dejado un poco fría, y mira que lo tengo en la estantería esperando, aunque su volumen no me ayudaba a decidirme por él, ahora mucho menos.
    De todas maneras, está bien leer críticas tan distintas porque lo que había leído hasta ahora lo ensalzaba cosa mala.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si lo tienes en la estantería, no tienes excusa, Reich. Y si te sirve de algo, con todo lo pesado y confuso que me pareció, se me hizo más corto de lo que parece a simple vista.

      Eliminar
  12. ¡Hola!
    Hasta la fecha solo había leído algunas reseñas de gente que, efectivamente y tal y como dices, ponen a Dune por las nubes y pues claramente lo fiché. De todos modos no tenía muy claro de qué iba, y si te soy sincera tampoco me muero de ganas. Tengo ganas, pero tampoco son ansias terribles e incontrolables.
    Entiendo mucho lo que dices, así que cuando lo coja, porque le quiero dar una oportunidad, lo tendré muy en cuenta.
    Y me sumo a tu teoría, porque justo hace poco leí "La Naranja mecánica" y al menos los tres primeros capítulos me los pasé yendo de las primeras páginas al glosario y así todo el rato. Y en 10 minutos leí DOS páginas. Por delante y por detrás. Espero que con Dune no me pase lo mismo >_< se puede, pero es cansino hasta decir basta.
    En fiin, gracias por la reseña :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído La naranja, ni tengo muchas ganas, la verdad, pero ahora menos :P Si al final le das una oportunidad a Dune ya me contarás qué tal.

      Eliminar
  13. ¡Hola!
    Si te sirve de consuelo, a mi también me ha pasado con A sangre fría. En mi caso no pasé de la página 50, pero sé que le daré otra oportunidad. Si tanto lo ponen como un buen libro será por algo.
    Dune llevo tiempo con ganas de leerlo, pero no me animo. Y es eso lo que me echa para atrás, que me resulte complejo su vocabulario y que no me entere de nada. Sé que algún día me animaré, pero de momento no.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, únete al club de las opiniones impopulares, Isa. A mí A sangre fría no me tumbó, pero reconozco que buena parte de él lo leí con poco interés y porque estaba fuera de casa y no tenía ningún otro libro conmigo, así que no había escapatoria.

      Eliminar
  14. Bueno, es un clásico de la ciencia ficción. Es como ser muy fan de la fantasía y no leer a Tolkien. No quiero decir que tenga que gustar a uno solo por eso, pero lo voy a leer igualmente. Aunque odio cuando los autores hacen eso de hacer parecer la historia más compleja por la forma de escribir. Me parece pedante e insoportable. No sé si me pasará lo mismo, ya te contaré el día que me ponga de una vez con esta novela xD.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar