Guerra y paz, de Lev Tolstói

12:30:00

Fotograma de la miniserie War and Peace (2015).

Primera reseña de 2016. Tengo algunas lecturas del año pasado que me interesa reseñar todavía pendientes, pero me parecía que lo más apropiado era empezar el año bloguero reseñando mi primera lectura. Y esta vale por dos, o por tres. Se trata de ese mastodonte ruso que es Guerra y paz, de Lev Tolstói, del que Alianza Editorial sacó hace poco un estuche con los dos volúmenes de la nueva edición por un precio bastante decente para como está el mercado editorial.

Guerra y paz es una de las novelas más célebres de la historia, así que seguramente estéis familiarizados con la trama. Por si no es así, os diré simplemente que trata de las vicisitudes de un grupo de nobles rusos en la época de las Guerras Napoleónicas. Son una media docena de personajes principales y otros cuantos secundarios cuyas historias se van alternando y a los que seguimos durante ocho años.

Ha sido una lectura agridulce, aunque solo por haber terminado un tocho de semejante calibre ya estoy satisfecho. El problema radica precisamente en que la primera mitad de la historia, unas setecientas páginas y siete años de la trama, me ha parecido exquisita, mientras que las siguientes setecientas, que se centran únicamente en el año 1812 se me hicieron tediosas a más no poder.

En ese primer volumen, Tolstói sigue las vidas del variopinto grupo de personajes tanto en las épocas de paz como en la guerra. Esta primera guerra con Napoleón la disfruté como pocas novelas bélicas a través de los ojos de Nikolai y Andrey. Por otro lado, también tenemos una pequeña novela de formación de la mano de la Rostova, y dos novelitas románticas de lo más disfrutables. Guerra y paz, al menos en su primera mitad, es todas estas novelas y una sola: histórica, bélica, romántica... Tolstói pasa de un registro a otro con maestría cada vez que cambia de personaje y consigue una obra funciona en todos los niveles.

Luego llega esa segunda mitad, dedicada a la segunda guerra con Napoleón, y que tenía todos los ingredientes para ser una explosión en todas las tramas, tal como habían terminado en el primer volumen. Sin embargo, lo que encontramos son cerca de setecientas páginas de Napoleón, manual de estrategia militar y muchas, muchas opiniones de Tolstói sobre el papel de los historiadores, las guerras, los dirigentes de las naciones, etc. Los personajes aparecen casi de manera simbólica hasta el final del libro.

Así pues, lo he tenido muy difícil para valorar esta novela. El autor puede hacer lo que quiera, y comprendo que a Tolstói le apetecía cambiar el tono y reflexionar sobre estas y aquellas cuestiones y que consideraba que el culebrón de la primera parte no era tan importante ya, pero lo cierto es que a mí lo que me interesaba era ese culebrón tan completo y bien escrito. Y esos personajes... Por momentos, esa primera mitad me recordaba (atención, se avecina una comparación loca) a Canción de hielo y fuego. Y aunque a los puristas de la alta literatura les suene a sacrilegio, en mi idioma es un gran piropo a Tolstói y su construcción de personajes.

Precisamente porque para mí la primera parte de la novela son setecientas páginas que rozan la perfección, y porque el final de las tramas (el primero de los epílogos, vaya) me pareció encantador, he hecho un esfuerzo por olvidarme un poco del tedio de la segunda. Prefiero quedarme con el recuerdo dulce. Y con Andrey y la Rostova.


★★★★

30 comentarios

  1. Un clásico que tengo pendiente desde hace siglos, espero darle una oportunidad pronto y que me guste tanto como a ti.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá te animes y lo disfrutes, Espe :)

      Eliminar
  2. Pedazo de clasicazo que te has marcado para empezar el año! Yo tengo en la estantería Ana Karenina, en la edición de tapa dura de Alianza que es preciosa, y me regalaron para Navidad Los Miserables también en la edición de dos tomos. Parece que la editorial se lo está currando bastante últimamente con los clásicos! A mi G y P no me acaba de llamar la atención como para que necesito leerlo desesperadamente, aunque supongo que un libro de ese calibre se debe leer un día u otro, y más si dices que en su mayoría (a pesar de las páginas que se hicieron pesadas) es redondo. De momento empiezo con Ana Karenina y luego ya veremos. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quería empezar el año a tope para imponerme un poco el ritmo, a ver si me funciona. Los Mis a mí es una novela que (no sé por qué) nunca me ha llamado la atención, como te pasa a ti con G&P. Le tengo el ojo echado a Notre Dame de París, eso sí, que de este año no pasa XD.

      Eliminar
  3. ¡Hola!

    Es un clásico que me da mucho miedo, intenté leer Anna Karenina de este autor pero terminé hasta las narices después de unas 300 páginas. Me ha encantado la comparación esa con Juego de Tronos, me anima a considerarlo, pero eso de que las últimas (700!) páginas sean un poco coñazo... pues no sé, no me veo con fuerza de leer semejante tochamen.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, pues con fuerzas hay que cogerlo, sí, pero de verdad que, aunque suene a la locura, las primeras 700 compensan las otras.

      Eliminar
  4. Los clásicos rusos me dan miedito, pero tengo que leerlo, sin duda. Ya si eso... algún día...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que dan miedito. Yo no sé si caerá algún otro, ya te lo digo; y eso que esté, con sus cosas, lo he disfrutado mucho.

      Eliminar
  5. yo espero leerlo pronto, cuando tambien tenga una edicion bonita y bien traducida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de la traducción es clave. A ver si das con una que te convenza.

      Eliminar
  6. Ya lo tengo en mi poder (esa edición de Alianza) así que pronto lo comenzaré. Me anima bastante que el primero tomo sea tan tan bueno... y si luego resulta que me ocurre lo mismo que a ti con el segundo, pues qué se le va a hacer. Ya en Anna Karenina las reflexiones son numerosas, pero me gustaron en su mayor parte, así que voy con menos miedo que antes de leer dicho libro ;)

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo bueno es que todo el primer volumen es genial y relativamente ligero. De hecho a mí me sorprendió que fuera tan accesible. Ya te digo, muy Canción de hielo y fuego del s. XIX XD

      Eliminar
  7. ¡Hola!
    Tengo un ejemplar dividido en dos que lleva mucho tiempo en mi estantería. Pero sinceramente, me da bastante pánico. Sé que algún día me animaré y lo leeré, pero de momento no.
    Me parece curioso que la primera parte se centre en siete años y la segunda solamente en uno. Creo que esa segunda parte también se me haría bastante densa, por decirlo de alguna forma.
    A ver que me parece cuando me digne a leerlo...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No le tengas pánico, Isa, que te aseguro que has leído cosas mucho más densas.

      Eliminar
  8. Reconozco que yo me aburrí sobre manera con él y que no lo disfrute para nada.. pero bueno, para gustos los colores :)
    un beesote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Nada, nada? Qué penita. A mí es que un culebrón de época bien contado me pirra.

      Eliminar
  9. ¡Hola!
    No sabes el miedo y respeto que me causa esta obra...Muchas veces he pensado en tomármelo en serio y ponerme a leer obras así pero de verdad creo que no lo soportaría jajaja Te envidio mucho y la verdad es que tu reseña me ha dejado con más ganas todavía...aunque no sé yo si ese segundo tomo lo dejaría apartado de por vida!
    ¡Achús!<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te han entrado ganas, lo mejor que puedes hacer es seguir a tu instinto ;).

      Eliminar
  10. Quiero leer este en algún momento del año pero debo conseguir una edición con una traducción decente. Me gusta mucho este tipo de libros y creo que lo disfrutaré, ojalá no se me haga pesada esa segunda parte. Lamento que fuera así para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que tengas suerte con el tema ediciones, que es peliagudo.

      Eliminar
  11. ¡Buenas!

    Nunca lo he leído y dudo que lo haga porque además de que últimamente ni me apetece leer tochos, paso mucho de tragarme 700 páginas soporíferas, ni siquiera me interesa demasiado lo bélico, para empezar (ni el romance, para acabar...) y por tu reseña, creo que me parecería insufrible.

    No puedo decir que nunca lo vaya a intentar, pero para mí la tuya ha sido la anti-recomendación más grande, incluso habiéndote gustado XD

    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si ni lo bélico, ni el romance, ni los tochos... No, aléjate de él como de la muerte XDD.

      Eliminar
  12. Éste es uno de esos clásicos que me intimidan por lo extenso, aunque sí que quiero leerlo alguna vez en mi vida -supongo que cuando la edición correcta llegue a mi librero-. Me preocupa eso de las 700 páginas tediosas, porque justamente estoy leyendo un libro con el que me está sucediendo lo mismo y no lo estoy pasando muy bien... igual nada pierdo con intentar.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes por esas páginas tediosas, que quizá sea cosa mía, y en el peor de los casos, se pueden leer en diagonal y no te pierdes gran cosa.

      Eliminar
  13. Fíjate que con Anna Karenina me pasó algo parecido. El primer volumen de mi edición me encantó, pero con el segundo no pude y lo dejé abandonado. También que me spoilearon el final ¡qué le vamos a hacer!
    Con Guerra y Paz has empezado el año por todo lo alto. Me encanta la edición la edición que ha sacado Alianza, pero desgraciadamente ya tengo una rondando por casa xD No sé si este año me animaré con él porque tengo en mente Moby Dick, pero como esto va a impulsos ya veremos xD
    A ver qué tal la serie!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moby Dick también lo tenía yo en mente para este año, pero no sé yo, creo que he cumplido ya para todo 2016 con este. Qué penita lo de Anna. Es lo peor cuando estás leyendo algo y parece que aparece hasta en la sopa y te amenazan los spoilers (me pasó con G&P, que no tenía ni idea de la miniserie hasta que empecé a verla por todos lados y a sufrir por miedo a que me spoilearan todo).

      Eliminar
  14. Lo tengo apuntado para leerlo dentro de poco. Pero madre mía, setecientas páginas tediosas son demasiadas... Haces bien en quedarte con la parte buena :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo para ti son una pasada, Dani. En cualquier caso, páginas tediosas o no, el libro merece leerse.

      Eliminar
  15. Ai Tolstoi...
    Acabé el año con una lectura suya (entre otras) y me encantó, además de ser muy cortita. Pero llevo también un año pendiente de leer Anna Karenina y ya me parece sacrilegio no haberla leído aún. Y para el club Pickwick, había Guerra y paz este mes (aunque mi maratón con Mishima me ha quitado todo el tiempo xD). Vamos, que tengo a Tolstoi pendiente no, lo siguiente, pero aunque no te haya entusiasmado esa segunda parte, solo por lo que dices de la primera ya tengo ganas de leerlo. De adentrarme en el mundo fascinante de la Rusia decimonónica. Y creo que ya va siendo hora de hacerlo.

    Muchas gracias por tu reseña. Espero poder comentar también el libro pronto, sobretodo espero leerlo con esa edición de Alianza tan bonita y, seguramente, mucho mejor traducida que la de Debolsillo.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  16. ¡Veo que has empezado fuerte el año!
    Es uno de mis clásicos pendientes, me gustaría leerlo este 2016 pero he de confesar que los autores rusos me dan un poco de respeto.
    Besos

    ResponderEliminar